Cinco razones para convertirse en un oficial de policía

Algunas recompensas de una carrera de la aplicación de la ley

Para toda la charla sobre las recompensas del trabajo policial , ¿son tan buenas las carreras en la aplicación de la ley? La respuesta corta es a menudo, "¡Sí!" A pesar de todos los peligros inherentes, arriesga tu vida cada vez que te pones el uniforme y abrochas tu arma, hay algunas ventajas. Los beneficios y el pago tienden a ser buenos y seguros, y también hay una gran gratificación personal involucrada en el trabajo.

Para aquellos de ustedes que están en la cerca sobre la decisión de su carrera, aquí hay cinco razones por las que es posible que desee considerar convertirse en un oficial de policía .

Los oficiales de policía tienen la oportunidad de salvar vidas todos los días

Con frecuencia te encontrarás en una posición para salvar la vida de alguien. Puede ser una situación de vida o muerte que implica sacar a una víctima de un automóvil accidentado o proporcionar primeros auxilios y apoyo vital básico a una víctima de un tiroteo antes de que lleguen los paramédicos. Pero aparte de estos ejemplos obvios, tu mera presencia puede salvar innumerables vidas de las que nunca sabrás nada. Cada boleto de exceso de velocidad que escribes, cada pelea que rompes y cada incidente de violencia doméstica al que respondes puede haber sido una fatalidad en desarrollo antes de que lo impidieras.

Los oficiales de policía pueden ayudar a las personas a tomar mejores decisiones

Los agentes de policía a menudo se encuentran con personas cuando están en su peor momento. Adictos a las drogas, pandilleros, ladrones, abusadores conyugales y personas que conducen bajo la influencia del alcohol o las drogas son solo algunos ejemplos.

Créalo o no, uno de los aspectos más satisfactorios de trabajar como oficial de la ley es la oportunidad única que tendrá de mostrarles a estas personas una mejor manera. Por lo general, son un público cautivo y, si se les trata con amabilidad y respeto, pueden escuchar lo que tienen que decir. Aunque es posible que nunca lo sepa, la forma en que trate al delincuente más bajo puede desempeñar un papel importante en si toma mejores decisiones en el futuro.

El trabajo de un oficial de policía nunca es rutinario

Todos los días tiene el potencial de ser completamente diferente al anterior. No hay mejor ambiente para aquellos que aborrecen la monotonía. La rutina puede cambiar en un centavo.

No solo cada turno tiene el potencial de ser diferente del último, sino que las oportunidades para diversificar las tareas de su trabajo suelen ser abundantes. ¿Estás cansado de la patrulla? Averigüe lo que implica la transferencia a las investigaciones . ¿Aburrido de investigar accidentes de tráfico ? Considere trabajar para convertirse en un oficial de K-9 . La aplicación de la ley permite que las personas motivadas prueben una variedad de habilidades y trabajos únicos e interesantes.

Los oficiales de policía son solucionadores de problemas

Sí, de vez en cuando persigues a la gente, y es posible que te pidan que te burles de los malos, pero al final, el trabajo de la policía se trata de resolver problemas. Los oficiales a menudo trabajan con personas en conflicto para llegar a soluciones mutuamente aceptables. Con el advenimiento de la policía orientada a la comunidad , una gran parte del trabajo policial ahora implica ayudar a las personas a resolver problemas para mantenerlos fuera del sistema de justicia penal en lugar de ponerlos en él.

Los oficiales de policía están orgullosos de servir a sus comunidades

Puede ser inmensamente satisfactorio saber que su trabajo sirve para un bien mayor.

Hay muchos aspectos personalmente gratificantes del trabajo policial, pero el conocimiento de que lo que haces ayudará a muchos, a la larga, es la mejor recompensa intangible.

La mayoría de las personas son animales sociales, y está en nuestro ADN querer ayudarse unos a otros. Trabajar como oficial de policía cumple este deseo y, al mismo tiempo, brindarte la oportunidad de mantenerte a ti y a tu familia.

Por supuesto, estas son solo algunas razones para considerar trabajar en la aplicación de la ley. Hay muchos más beneficios para el trabajo. Si está buscando una oportunidad profesional sólida con grandes recompensas, puede hacer algo peor que la aplicación de la ley.